top of page
Buscar
  • amicasa inmuebles

El concepto de plusvalía

La inversión en bienes raíces siempre ha sido uno de los pilares de las sociedades modernas. Desde que la propiedad privada existe, la gente ha trasladado el dominio de propiedades a sus herederos o los ha logrado vender al mejor postor.

Se compran y venden inmuebles prácticamente todos los días, siendo la tarea de las oficinas de registro público de cada entidad, registrar dichas operaciones para dar certeza jurídica a los inversionistas.


Oferta y demanda

El concepto de plusvalía se crea a través de la necesidad de la gente por tener un espacio digno de vivienda o comercio, que los pueda proteger a ellos y a sus bienes, los propietarios a su vez ofertan dichos inmuebles a un precio esperado por arriba del precio en que ellos adquirieron el inmueble, buscando que los posibles compradores se acerquen lo más posible al precio, creando así una especie de subasta en la cual se mide el valor total de un inmueble.


Los compradores fijan un precio de mercado de las propiedades al ofrecer lo que a ellos les parece razonable haciendo comparaciones entre propiedades con las características que ellos solicitan, y de acuerdo con su poder de compra. Conforme crece el ingreso de las personas, y la moneda pierde valor, ellos son capaces de ofrecer precios cada vez más altos por las propiedades. El propietario a su vez, esta en derecho de pedir por su propiedad un precio que le parezca razonable, esperando a que algún comprador se acerque lo mas posible a ese precio.


Cuando un precio es fijado en una compraventa es porque se llego a un punto correcto donde las necesidades del propietario y comprador se encontraron, cuando este precio es mas alto que el valor de la compra anterior se registra como utilidad fiscal ante el gobierno, y es lo que comúnmente conocemos como plusvalía.


Es importante mencionar que se han registrado casos de minusvalía, en casos donde la oferta y la demanda tienen un cambio de tendencia, y la gente ya no compra inmuebles en dichas zonas, se han visto casos como este en ciertos lugares rurales de Europa, por ejemplo, donde la población ha dejado de demandar ciertos inmuebles, o en regiones con caídas económicas fuertes, cuando las fuentes de trabajo se han perdido. Es por eso que el mercado inmobiliario es un termómetro de la economía en su conjunto.


53 visualizaciones0 comentarios
bottom of page